viernes, 13 de noviembre de 2015

La web de la empresa, cuando se convierte en un obstáculo para captar clientes

La página web de una empresa requiere de una actualización constante. Se trata de un esfuerzo similar al que tenemos que realizar en otras áreas de la empresa para estar actualizados. Sobre todo porque si no incluimos una partida en el presupuesto anual para esta cuestión va pasando el tiempo y al final nuestra web se convierte en un obstáculo para captar clientes.
Sobre todo aquellos clientes que no nos conocen, que no tienen una referencia directa de nuestro trabajo. Lo único que van a ver es dejadez y quizás por esto lo mejor es renunciar a tener una página web, o al menos tener sólo una que sea informativa, lo más sencilla posible, pero que al menos no incluya elementos web desfasados.
Hoy en día para tener los datos de contacto de la empresa y poco más no necesitamos una gran inversión. Si lo que buscamos es una tarjeta de visita digital de nuestra empresa tenemos múltiples opciones para poder tener una presentación digna a un coste muy bajo, tanto monetario como de mantenimiento.

Si lo que buscamos es captar clientes a través de la web, o no perderlos, vamos a tener que ir actualizando diseños, contenidos, etc. que no parezca que nuestra web se quedó anclada en el efecto 2000. Por supuesto todo esto afecta más a todas aquellas empresas de base tecnológica que a aquellas que pertenecen a otros sectores.
Sin embargo, es precisamente por eso que en estas últimas las oportunidades son muy interesantes a la hora de captar clientes. Una web bien estructurada, con la información clara y que sea accesible desde cualquier dispositivo para empezar ofrece una buena primera impresión, que ya es un punto positivo si un cliente nos contacta a través de la web.
En todo caso mejor utilizar los directorios de empresas para que nos encuentren en la web, Google Maps o incluso una página de Facebook, que tener una página propia abandonada desde hace años. Y lo peor de todo es que en la mayoría de los casos ni siquiera se han tomado las molestias de echar un vistazo a las estadísticas de visitas que tienen.