jueves, 3 de diciembre de 2015

Se acabó depender de los bancos para conseguir un crédito

Todos sabemos que los bancos han cortado mucho el grifo de los créditos a las pymes con la excusa de la crisis. Eso ha provocado una grave situación que ha afectado principalmente a pymes y autónomos que han visto como se les cerraban las puertas de la financiación bancaria. En este contexto han aparecido nuevas iniciativas que facilitan el acceso al crédito. 

Por eso están teniendo mucho éxito las empresas de fintech que están financiando a las pymes. Es el caso de Spotcap que en un ha financiado ya a más 300 pymes y autónomos por valor de cinco millones de euros. Y es que el fintech se ha convertido en una industria con gran potencial, ofreciendo diversas alternativas a la financiación bancaria tradicional. Hay que tener en cuenta que España se sitúa como el sexto mayor mercado de financiación alternativa en Europa y, en 2014, ha experimentado un crecimiento de dos billones de euros, de los que 60 millones pertenecen a España.


Dentro del fintech existen diversas modalidades: desde pagos online, a cambio de divisas a través de Internet, pasando por el crowdlending o los préstamos directos. Una de las más interesantes para Spotcap es la financiación directa a empresas, también conocida como direct lending o préstamos directos que es un tipo de financiación alternativa que se realiza sin intermediación de entidades bancarias o de inversores ajenos. Las compañías que realizan direct lending operan con capital propio por lo que al prestar su dinero son mucho más ágiles. El dinero de esta financiación se obtiene de fondos constituidos a tal efecto y ofrecen recursos financieros con una mayor flexibilidad y mejores condiciones.
Según Spotcap, que es una plataforma de líneas de crédito para empresas, en España hay plataformas de crédito online que ofrecen este tipo de soluciones y son interesantes porque simplifican los procesos mediante aplicaciones rápidas y préstamos casi instantáneos. Además, no tienen comisiones de apertura, ni cancelaciones y es muy fácil de utilizar. Todo el proceso se realiza de manera online y en cuestión de horas las empresas tienen acceso a un crédito que puede ir desde los 500 a los 100.000 euros. Para ello sólo hay que acometer tres pasos (introducir los datos personales, documentación fiscal y conexión bancaria) y la plataforma da una respuesta a la solicitud de manera casi instantánea. La tecnología que hay detrás permite evaluar los datos reales del negocio, ayudando al crecimiento de pymes y autónomos. De esta forma, estas plataformas pueden dar una respuesta más rápida y entender mejor al cliente, gracias al desarrollo de algoritmos basados en puntos de información alternativa y el big data, pero lo más importante es que tú, empresario, ya no dependes de los bancos para conseguir ese crédito que necesitas para la supervivencia o el desarrollo de tu negocio.