martes, 15 de marzo de 2016

La ciencia desvela que las personas desordenadas son mucho más creativas

Puede que esté leyendo este artículo desde la mesa de su oficina o tranquilamente en casa a través de su smartphone o tableta. Antes de continuar, queremos pedirle un favor. ¿Podría echar un vistazo a su alrededor? Si tanto en su entorno profesional como personal lo que le rodea es el desorden, ¡está de enhorabuena!
De acuerdo a los últimos estudios desarrollados por la Universidad de Minnesotabajo la dirección de la investigadora Kathleen Vohs y su equipo, la gente que trabaja en zonas en las que impera el desorden tienden a ser más creativas. “Cuando las cosas están ordenadas las personas tienden a adherirse más a lo que se espera de ellos en vez de liberarse de las normas”, declara la autora del estudio.

Pero aún hay más. Seguro que en más de una ocasión le han mandado ordenar algo (su habituación o escritorio por ejemplo) y su respuesta ha sido que no es necesario porque donde el resto ve caos, usted es capaz de encontrar lo que se le pida al momento.
En contra de lo que puedan pensar muchos padres y según este estudio, esas personas tienen toda la razón. Dentro de ese desorden se esconde un sistema de ordenación único y funcional. Las conclusiones del estudio revelan que donde el ojo inexperto ve caos, otros tienen ante sí todo lo necesario para sacar el máximo rendimiento a su capacidad creativa.
Cada elemento ubicado fuera de lo que debería ser su lugar según lo establecido puede ser el desencadenante de una idea que ponga en marcha todo el proceso creativo y hacer que nos enfrentemos desde distintas perspectivas a los problemas.
Pero no todo van a ser malas noticias para los maniáticos del orden. De acuerdo a los resultados de un reciente estudio publicado por Temple University del que se hacen eco en Inc., las personas ordenadas tienen más dotes de liderazgo.
Ahora, vuelva a echar un vistazo a su oficina o casa y juzgue las capacidades y habilidades que la simple observación puede desvelarle de los que le rodean.