miércoles, 9 de marzo de 2016

La importancia y el valor de los Workshops para las pymes

Cada vez más, las marcas buscan nuevas formas de sorprender a sus consumidores intentando conseguir el máximo impacto. Cuando se dispone de grandes recursos económicos y la posibilidad de realizar grandes acciones esto es más o menos "fácil" pero cuando se trata de una pyme donde la limitación del presupuesto es "más que importante" tener éxito "ser torna un pelín complicado".
Si este es tu caso, no te desanimes porque con un poco de imaginación puedes crear una experiencia que te permitirá ganar notoriedad y hará que te posiciones en la mente de tu target. De hecho, una de las formas más interesantes a la hora de minimizar costes y sorprender a tus clientes si eres una pyme es generarles una experiencia que les hará recordar tu marca a lo largo del tiempo. ¿Y eso cómo lo puedes hacer? Pues a través de la organización de un workshop.

Los workshops, tan de moda últimamente, son realmente talleres o eventos con un fin educacional en los que se proponen actividades que requieren la interacción del público a través de diversas prácticas grupales y donde los participantes pueden intercambiar opiniones y distintas experiencias durante el evento. Lo ideal es contar con una agencia de comunicación, eventos, etc. que te ayude a organizarlo, pero si prefieres planificarlo tú solo, aquí te dejo unas claves para que puedas hacerlo.
Por ejemplo:
  • Si tu empresa se dedica a la fabricación de productos del sector de pastelería y bollería puedes hacer un workshop divertido cuyo fin, tras una charla teórica, sea la fabricación de dulces para la familia. A partir de ahí las posibilidades son infinitas, invitar a consumidores finales, distribuidores, prescriptores, bloggers, etc. y darle tu propio toque particular por ejemplo celebrarlo en fin de semana, convertirlo en un taller nocturno, etc.
  • Si tu empresa se dedica a la enseñanza de la informática para niños y jóvenes el objetivo del Workshop puede ser enseñar cómo se hace un videojuego digital donde se entienda su proceso complejo involucrando diferentes habilidades tales como la creatividad, dotes artísticas, nuevas tecnologías, etc. Puedes invitar a participar tanto a niños como padres con el fin de generar una percepción positiva de la marca a estos últimos, que realmente serán los decisores de la compra.
  • En otras ocasiones dependiendo de la actividad de tu empresa, quizás no necesites que en el taller se produzca nada?Una vez más pongo otro ejemplo. Puedes impartir un taller de formación en servicio al cliente donde el coordinador presente algunas situaciones para que los participantes, distribuidos en grupos y a través de diferentes técnicas, juegos de rol, etc. puedan conversar sobre el tema y enriquecerse mutuamente con sus experiencias.
Una vez que hayas decidido el tema a tratar en el workshop y el público al que invitarás deberás decidir la duración del evento. Puedes organizar uno sólo o también puedes hacer distintos talleres de menor duración y agruparlos en un mismo bloque bajo un mismo tema con pausas para que los asistentes puedan descansar. Acuérdate de que en lo que se diferencia un workshop de un seminario o conferencia es que el público participa activamente por lo tanto disponer de un coordinador eficiente y con carisma es fundamental. De él dependerá el desarrollo del evento.
Tras planificar de que tratará tu workshop y perfil de asistente al que invitarás, toca difundirlo, comunicarlo, para conseguir el mayor número de asistentes. Seguro que ya dispones de un perfil de la empresa en redes sociales ¿verdad? pues ya tienes una herramienta para ello. También puedes difundirlo a través de los medios de comunicación, banners en páginas web, etc.
Antes de realizar la difusión del evento asegúrate de planificar bien el material y las instalaciones que utilizarás (si son propias mejor porque minimizarás los costes), así como contar con la confirmación del coordinador o proveedores que necesitarás para su celebración. Si tu presupuesto te lo permite también puedes ofrecer un coffee break con el fin de fomentar el intercambio de ideas.
Por último, ten en cuenta que a veces este tipo de eventos aglutinan un gran número de participantes por lo que es interesante disponer de aplicaciones que nos permitan acreditar a los asistentes rápidamente. También es importante entregar los certificados de asistencia el mismo día o enviarlos el día siguiente.