miércoles, 15 de noviembre de 2017

7 claves para exprimir el vídeo hasta la última gota (marketera)

Espoleado por los ubicuos dispositivos móviles, el vídeo onlinese ha convertido en los últimos tiempos en el alimento más sabroso para los internautas, que lo devoran casi a dentelladas en plataformas como Facebook, YouTube y Netflix.
Conscientes del fenomenal “gancho” que tiene el vídeo entre los consumidores (jóvenes y no tan jóvenes), los anunciantes y también los “publishers” están arrimándose lógicamente a este formato para cobijarse bajo su benéfica y rentabilísima sombra.

Quienes apuestan por el vídeo generalmente no se equivocan, pero pueden aprovechar al máximo este formato si toman buena nota de los consejos recogidos a continuación por esta infografía de Vinteo:
1. El tamaño importa
Cuanto más grandes sean los reproductores de vídeo, más marcas premium posarán las mirada en la webs que dan cobijo a tales reproductores de vídeo. Aunque 300×250 es un tamaño aceptable, el CPM de los “publishers” puede duplicarse e incluso triplicarse con reproductores de 480×320 y 640×280.
2. El “rich media” hace “ricos” a los “publishers”
Los formatos “rich media” (los vídeos outstream que se reproducen mientras el internauta hace scroll, por ejemplo) son no sólo mucho más agradables a la vista sino que ponen en manos de los “publishers” CPMs mucho más altos.
3. Los vídeos, mejor con volumen
Antaño muda, la publicidad online en formato vídeo ha recuperado la voz (afortunadamente para los anunciantes). Los anuncios en formato vídeo que se reproducen con audio registran ratios de visionado un 150% más elevados que los anuncios mudos.
4. La interacción con el internauta es vital
Los anuncios en formato vídeo cuyo contenido está relacionado temáticamente con la web que les proporciona “alojamiento” y que resultan relevantes para el target que visita esa web no sólo generan mejores experiencias sino también más dinero.
5. El vídeo tiene “feeling” con todos los dispositivos
El vídeo es un formato ideal para ser monetizado tanto en los dispositivos móviles como en los dispositivos desktop. Es importante, eso sí, rastrear las impresiones generadas por todos los dispositivos involucrados en las campañas de vídeo.
6. Los vídeos están para ser vistos
Los vídeos con emplazamiento “above-the-fold” que además están verificados para evitar que caigan en las redes de los pérfidos bots tienen lógicamente mucha más pegada entre los anunciantes porque arrojan mejores resultados sobre la mesa.
7. La ligereza es un “must”
Es importante que los anuncios en formato vídeo sean ligeros para que se carguen rápidamente y lleguen realmente a ojos del internauta (antes de que éste haya hecho scroll y la publicidad haya pasado de largo).