viernes, 24 de noviembre de 2017

Procura no hablar sobre estos 7 temas personales en el trabajo

Hay algunos temas personales que es mejor dejar en casa. Aunque te lleves muy bien con tus compañeros de trabajo, evita contarles estas 7 cosas sobre ti. Llevarse bien con tus compañeros de trabajo es clave para llegar al éxito profesional. No obstante, por muy buena relación que tengas hay algunos temas tabú en la oficina que es mejor evitar.
Es importante saber qué detalles omitir sobre ti mismo en el trabajo; si quieres establecer buenas relaciones en la empresa vas a tener que abrirte y hablar sobre ti mostrando tu faceta personal, pero hay ciertos límites que tienes que conocer.
Evita hablar sobre estos temas con tus compañeros de trabajo:
  • Tu ideología política: Es un tema demasiado polémico. Hay muchas personas que no saben hablar tranquilamente sobre política sin alterarse u ofenderse, así que mejor deja estos debates de lado. Si tienes una opinión opuesta a tu compañero de al lado puede que cambie su percepción sobre ti; los valores de cada uno son gran parte de su identidad personal.
  • La incompetencia de otros: Regla número dos, no critiques. Si te enerva la incompetencia de otro espérate a desahogarte con tu familia o amigos, no se lo cuentes a nadie de la oficina. Simplemente parecerá que estás intentando destacar tus maravillosas habilidades frente a las debilidades de otro, y probablemente te acabe perjudicando.
  • Tu sueldo: Las comparaciones salariales son odiosas. Puede que te tiente descubrir que gana tu compañero, pero es un tema que es mejor evitar. No querrás que juzguen constantemente si te mereces tu salario en atención a tus labores. No dejes que la curiosidad se convierta en un foco de tensión.
  • Tu odio por el trabajo: ¿Odias tu trabajo? La última persona que debe saberlo es tu compañero de al lado. La negatividad en la oficina nunca es bienvenida, transmitirás tu actitud pesimista al resto y empeorarás el rendimiento del equipo.
  • Tu vida sexual: Aunque sea inexistente, no hables sobre ella. Puede que a algunos les incomode hablar sobre ese tema de conversación, así que ante la duda no te la juegues. Ni falta hace decir que evites hablar sobre la vida sexual de tus compañeros.
  • Tus locuras del pasado: ¿Tus años de universidad fueron una locura? Guárdate el recuerdo para ti. Aunque sean anécdotas del pasado y ya seas una persona más responsable puede que dañes a tu reputación.
  • Tu nueva búsqueda de empleo: No les cuentes a tus compañeros que estás buscando otro trabajo, si saben que dentro de poco ya no serás una pieza del equipo probablemente empiecen a tratarte de otra manera. Descubre cuando es el momento ideal para contarle a tu jefe que estás buscando un nuevo trabajo y no vayas gritando a los 4 vientos que te irás de la empresa.